OIM, en colaboración con UNICEF, presenta la 6° ronda de la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento del flujo de la población venezolana en el Perú

Lima, 30 de setiembre de 2019.- La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) presenta los resultados del sexto reporte de la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento (DTM) sobre la población venezolana en Perú. El estudio describe las principales características y necesidades de los refugiados y migrantes venezolanos que ingresaron y salieron del país en julio de 2019, posterior a la puesta en vigencia de la visa humanitaria de Perú (15 de junio) y del visto consular de turismo para el ingreso de población venezolana a Chile.

Para la investigación se encuestó a 1,233 personas tanto en el Centro Binacional de Atención Fronteriza (CEBAF) en Tumbes (614 personas), como en los alrededores del Consultado General de Chile en Tacna (619 personas), frontera sur del país, y que se encontraban tramitando su ingreso a Chile.

En ese sentido, respecto a los documentos y calidad migratoria, se encontró que el documento más utilizado por la población venezolana encuestada, con el fin de cruzar la frontera norte del Perú, fue la cédula de identidad (64,5%) mientras que el segundo documento de viaje más frecuente fue el pasaporte (34,7%).

En el Perú, las nuevas medidas de ingreso para personas venezolanas al Perú exigen pasaporte vencido o vigente para el acceso a visas humanitarias y otros visados; un porcentaje importante de población no contaría con este requisito; asimismo, si estas personas no cuentan con características para que sean exoneradas de la presentación de la visa humanitaria al Perú (reunificación familiar, madres gestantes, adultos mayores de 60 años, mayores de edad en extrema vulnerabilidad, menores de edad no acompañados), podrían ver limitadas sus posibilidades de ingreso y los riesgos que esto conlleva como ser objeto de tráfico ilícito de migrantes.

Entre las personas encuestadas en Tacna, frontera sur del país, se observó que la mayoría manifiesta utilizar el pasaporte como documento de identidad para cruzar las fronteras (70.6%). Un 29,1% comentó estar utilizando la cédula de identidad y un 0.3% no contaba con documentos. En ese sentido, un 30% aproximadamente, se encontrarían en riesgo de no poder acceder a la Visa de Responsabilidad Democrática (VRD) o al visto consular de turismo de Chile para acceder al territorio.

Otros resultados del informe indican que tanto en Tumbes como en Tacna se encontró un porcentaje mayor de mujeres. En Tumbes, las mujeres representan el 58% del total de población consultada, mientras que el 42% fueron hombres. En Tacna el porcentaje de mujeres asciende a 56% y de hombres 44%.

En general, entre la población encuestada, la mayoría son adultos jóvenes en plena edad productiva, entre 18 y 34 años, tendencia que se repite continuamente desde que inició el flujo de población venezolana hacia Perú.

El Perú se sigue consolidando como uno de los principales países de tránsito y permanencia para los ciudadanos venezolanos que salen de su país. Para las personas consultadas, Lima es la ciudad de destino final de mayor preferencia (66,8%), le siguen La Libertad (8%), Lambayeque (5,4%), Piura (4,1%), entre otras.

Respecto al perfil educativo y laboral, el 20,4% de las personas encuestadas en su tránsito en el CEBAF- Tumbes precisó haber culminado completamente sus estudios superiores: el 15,1% cuenta con estudios universitarios mientras que el 5,2% cuenta con estudios técnico-superiores.

Del total de población venezolana encuestada en Tumbes, el 35,3% cuentan con estudios superiores completos o incompletos. Las principales carreras profesionales mencionadas: Administración, Marketing y Contabilidad (24,7%), Educación y Psicología (22,9%), Salud y Medicina Veterinaria (16,5%), entre otras.

En relación con la situación laboral antes de dejar Venezuela, el 60,3% de personas consultadas durante su tránsito por la frontera norte del Perú indicaron que contaban con algún trabajo: el 39,6% trabajaba de manera dependiente mientras que un 20,7% eran trabajadores por cuenta propia.

Otros hallazgos del informe revelan que existe un alto porcentaje de población venezolana que requiere asistencia para cubrir sus necesidades inmediatas como son la regularización documentaria y legal, alimentación, garantizar su seguridad, ayuda médica, entre otros. Esta situación se agrava para las personas en situación de vulnerabilidad debido a su condición de salud y/o discapacidad.

Respecto a las necesidades de protección, en la frontera norte del Perú, 1 de cada 4 personas manifestó haberse sentido discriminada durante su ruta de viaje. En la frontera sur del país este porcentaje aumenta, cerca del 40% de personas indicó haber sufrido algún tipo de discriminación. Casi en la totalidad de los casos la razón principal fue su nacionalidad.

El reporte 6 de la DTM aborda nuevamente, en colaboración con UNICEF, el perfil de los niños y adolescentes menores de 18 años.

Respecto a la unidad familiar de niñas, niños y adolescentes, los hallazgos mostraron que el 38% de los menores de edad ingresaron al Perú con sus padres, el 35% ingresó con uno de ellos para reencontrase con el otro. Para el 24% el viaje a Perú implicó separarse de alguno de sus padres, usualmente se quedó en Venezuela.

Con relación a la trayectoria escolar, las condiciones de vida en su país de origen y el mismo viaje de migración impidieron que 7 de cada 10 niñas, niños y adolescentes accedan o concluyan el año escolar.

El 45% de las niñas, niños y adolescentes presentó cambios emocionales durante el trayecto migratorio. Los tres cambios más frecuentes fueron los dolores de cabeza (22.3%) y el llanto excesivo (10.8%) y los estallidos agresivos (10.3%).

Hasta el 05 de Setiembre 2019, se estima que aproximadamente 4.3 millones de personas han abandonado Venezuela.

Según la Superintendencia Nacional de Migraciones del Perú, 860,000 venezolanos permanecen en el Perú hasta agosto de 2019.

La actividad de la DTM fue financiada por la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Descarga el informe aquí.

Para más información contacte a Inés Calderón de IOM Perú, Tel: +51 997 580 915, correo electrónico: icalderon@iom.int

Tags: